AFP

Un japonés se convirtió el pasado fin de semana en el primer turista en siete meses que visita la ciudadela inca de Machu Picchu, joya del turismo peruano, que permanece cerrada desde marzo por la pandemia.