AFP

La policía detuvo a 580 personas durante la jornada de movilizaciones en Chile convocadas el domingo para conmemorar el primer año del inicio de las protestas sociales, que incluyó una multitudinaria manifestación empañada por el violento ataque de encapuchados a dos iglesias, que quedaron destruidas por el fuego.