El Salvador Internacionales -  9 de febrero 2021 - 22:19hs

El Salvador: Diputados piden proceso para destituir a Bukele

Diputados opositores pidieron hoy a la Asamblea Legislativa iniciar un proceso para evaluar la incapacidad física o mental del presidente Nayib Bukele para luego destituirlo.

“O estamos ante un delincuente o estamos ante un loco, estamos ante un trastornado que carece de facultades para ejercer el cargo”, dijo al presentar la moción el diputado Ricardo Velásquez Parker de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena).

La petición del diputado de Arena que fue respaldada por el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y el Partido Demócrata Cristiano (PDC) y para avanzar debe ser avalada la Comisión Política de la Asamblea Legislativa, controlada por estos partidos políticos. De ser así, sería la primera vez que ocurra en la historia del país.

“Es increíble, pero revelador, ver a los autoproclamados “defensores de la democracia” mantener total silencio ante el intento de un golpe de estado parlamentario, a solo días de una elección democrática en donde todas las encuestas dicen que perderán más del 80% de sus curules”, respondió casi de inmediato en su cuenta de Twitter el presidente Bukele.

“Pueden estar de acuerdo con este Gobierno o no. Pero lo que nadie puede negar es que hemos logrado lo impensable: Destapar ante todos, quien que quede ninguna duda, que Arena y el FMLN en realidad son aliados, los intereses que defienden son los mismos. En realidad, son lo mismo”, agregó el mandatario.

Velásquez Parker pide que se active el artículo 131 inciso 20 de la Constitución para que con al menos dos tercios de los votos de los diputados electos (56), se declare la incapacidad física o mental del presidente, previo dictamen unánime de una comisión de cinco médicos nombrados por la Asamblea.

La Comisión Política y la Asamblea Legislativa está controlada por los partidos Arena, FMLN y PDC, que cuentan con 63 de los 84 diputados y si no cambian de opinión podrían llevar la petición al pleno para su aprobación.

La abogada y analista política, Tahnya Pastor, criticó la decisión de los diputados y dijo que “hace falta cinco médicos dispuestos a violar su juramento y cometer delitos para emitir tal dictamen unánime. Y no, esos médicos que manifiestamente expresaron y expresan su odio hacia el presidente no pueden formar parte de la comisión. Están jugando con fuego”.

Por su parte, el abogado Eduardo Escobar, director ejecutivo de Acción Ciudadana, una ONG especializada en contraloría social, dijo a la AP que pese que esta es una atribución de la Asamblea Legislativa, “debe ser manejado con total seriedad, con total responsabilidad por las consecuencias políticas que pueden derivarse de hacer uso de esta prerrogativa” y sostuvo que esa medida tal vez no sea la más conveniente, sobre todo en un momento preelectoral.

Escobar no cree que si los diputados proceden para tratar de destituir a Bukele “vamos a ver a todo el pueblo en las calles enardecido, pero obviamente veríamos a los simpatizantes del presidente, sobre todo del partido Nuevas Ideas realizando accione de protesta “.

Los diputados también aprobaron un pronunciamiento en que reiteran la recomendación al presidente Bukele de destituir al ministro de Defesa, contraalmirante René Francis Merino Monroy, y al director de la Policía Nacional Civil, comisionado Mauricio Arriaza Chicas. por el ingreso de militares y policías al palacio legislativo el 9 de febrero de 2020. También acordaron notificar al Ministerio Público para que investigue la posible comisión de delitos.

Antes que se presentara la petición de los diputados opositores, el expresidente Mauricio Funes, que vive en Nicaragua bajo la protección del gobierno del presidente Daniel Ortega, quien le otorgó asilo político, dijo en su cuenta de Twitter que “para el FMLN, ARENA y PDC: Existen suficientes elementos de juicio para promover dos iniciativas en contra de Nayib. Una, un juicio político por la ocupación militar de la Asamblea legislativa y otros delitos. Dos, su inhabilitación por incapacidad mental para gobernar”.

El 28 de febrero, 5,3 millones de salvadoreños acudirán a las urnas para elegir 262 consejos municipales, 84 diputados de la Asamblea Legislativa y 20 diputados al Parlamento Centroamericana. Arena y el FMLN han gobernado el país en los últimos 30 años, pero según todas las encuestas el partido Nuevas Ideas de Bukele podría ganar la mayoría de las alcaldías y también tomaría el control del Congreso.

En esta nota: