Londres Internacionales -  23 de septiembre 2021 - 17:25hs

Compañías advierten desabasto de combustible en Gran Bretaña

A los funcionarios de la industria y el gobierno les preocupa que la noticia provoque que las personas se apresuren a llenar el tanque de sus vehículos.

El gobierno británico intentaba mitigar el jueves las preocupaciones de una crisis de combustible después de que las compañías petroleras BP y Esso, propiedad de ExxonMobil, advirtieron que se vieron forzadas a racionar el suministro y a cerrar algunas gasolineras debido a la falta de choferes de camiones cisterna.

BP informó que reduciría el reparto de gasolina y diésel, y que un “puñado” de sus estaciones estaban cerradas. ExxonMobil anunció que el problema laboral afectó a “un pequeño número” de los establecimientos que opera con la cadena de supermercados Tesco.

“La escasez de conductores es un problema muy grave que requiere de una acción urgente del gobierno y la industria para resolverse; sin embargo, instamos a las personas a no hacer compras de pánico”, dijo Logistics U.K., un organismo comercial.

“La industria logística es fuerte y ha demostrado su capacidad para proveer a tiendas, familias y negocios durante el COVID-19, los cierres fronterizos y las primeras etapas del Brexit, y seguirá sirviendo a las necesidades de la nación”, indicó la asociación.

A los funcionarios de la industria y el gobierno les preocupa que la noticia provoque que las personas se apresuren a llenar el tanque de sus vehículos, lo que derivaría en largas filas y cuellos de botella en el suministro. En septiembre de 2000, Gran Bretaña se paralizó casi por completo durante varios días después que los camioneros, atónitos con el alza en los precios del combustible en ese momento, comenzaron a bloquear refinerías, lo que provocó que los conductores abarrotaran las gasolineras.

La oficina del primer ministro, Boris Johnson, llamó a la población a no hacer compras de pánico en respuesta a la más reciente noticia, y subrayó que el gobierno realizaba cambios para lidiar con la escasez de camioneros.

“Pienso que lo primero que debe decirse es que no hay escasez de combustible en el Reino Unido y que las personas deberían seguir comprando gasolina con normalidad”, dijo Jamie Davies, portavoz del primer ministro.

“Obviamente reconocemos los obstáculos que enfrenta la industria, e implementamos medidas para brindarles apoyo”, dijo Davies, destacando una nueva iniciativa del gobierno para acelerar el proceso mediante el cual los camioneros pueden obtener su licencia.

FUENTE: Associated Press

En esta nota: