Si quieres transformarte en un verdadero Dovahkiin entonces entrena como el forjador del dolor KARCAMO con esta rutina de hombros y tríceps.