Dos representantes de cada equipo, rojo y amarillo, salieron a la calle para recaudar fondos para la Fundación San Francisco de Asís y ayudar en la recuperación de Toby.