Poco a poco son menos los acordeonistas que van quedando en la competencia. Mientras unos se fortalecen, otros se debilitan. Jesús Núñez ganó el 4to baile, mientras que Rubén se despidió.