Las novelas turcas se han convertido en un fenómeno a nivel internacional. La producción Mi Hija ha causado revuelo en varios países de Sudamérica y ahora se apuntar a tener el mismo éxito en Panamá.