EFE

Dior revisó en París la moda de los años 40 añadiendo accesorios de última tendencia en un desfile cargado de inquietudes ante la ausencia de un diseñador confirmado, después de que Raf Simons dejara la firma el pasado mes de octubre.