Kelly Clarkson

Showbiz

Más allá de las amplias sonrisas y del buen humor que desplegó el pasado miércoles en su condición de flamante maestra de ceremonias de la gala de los premios Billboard, lo cierto es que la cantante Kelly Clarkson se pasó buena parte de la velada sufriendo en silencio y, posteriormente, llorando de dolor debido a una inoportuna apendicitis que, ayer jueves, le obligó a pasar por el quirófano en Los Ángeles.

"No os voy a mentir... Puede que derramara varias lágrimas después de la ceremonia, pero no de emoción sino de dolor. Pero gracias a la maravillosa gente del [hospital] Cedars-Sinaí pude volar directamente después del evento para someterme a una operación. ¡Y ahora me siento fenomenal! ¡Adiós, apéndice! #El show debe continuar", ha escrito la estrella de la música en Instagram para comunicar la noticia a sus seguidores.

Publicidad

La artista también ha explicado que los síntomas de la apendicitis empezaron a manifestarse a principios de esta semana con una serie de molestias que, sin embargo, no minaron su ánimo ni su determinación a la hora de cumplir su misión con la mayor profesionalidad posible.

Y es que, además de introducir las diferentes secciones de un espectáculo cuya duración sobrepasó las dos horas, Kelly también subió al escenario para interpretar un popurrí de los grandes éxitos del año y presentar además su nuevo sencillo 'Broken & Beautiful', perteneciente a la banda sonora de la cinta de animación 'Ugly Dolls' en la que también participa."

Muchas gracias a todos los que trabajaron conmigo en la ceremonia de los Billboard Awards, ¡un grupo de gente maravilloso y lleno de talento!", publicaba henchida de felicidad en las horas inmediatamente posteriores al evento.

Publicidad