Sin importar que estaban cerca de una iglesia, delincuentes llegaron hasta el sector de Alejandría en la provincia de Colón e iniciaron un tiroteo.