El posible aumento del 20 o 15% del pasaje en algunas piqueras en el interior del país mantiene preocupado a los usuarios.