Panamá Nacionales -  3 de octubre 2012 - 13:43hs

Príncipe Felipe inaugura Foro de Empresas Españolas en Panamá

Panamá (ACAN-EFE). El príncipe Felipe hizo en Panamá una entusiasta defensa de la capacitación y valía de las empresas de España que optan por acudir al mercado exterior, convirtiéndose incluso en líderes mundiales en muchos sectores y compitiendo con éxito en los mercados más exigentes, como el panameño.

El heredero de la Corona española pronunció un discurso en la inauguración del II Encuentro ICEX de empresas españolas en Panamá, primer acto oficial al que asiste en su viaje de dos días a este país acompañado de su esposa, Letizia.

Ante un foro integrado por directivos de firmas españolas asentadas en el país centroamericano, destacó las cualidades de las empresas que se aventuran a emprender negocios fuera de España, e hizo hincapié en el hecho de que, con una coyuntura económica adversa, hayan sido capaces de generar empleo y riqueza.

Y les transmitió el apoyo de la Corona y de todos los españoles que, remarcó, se sienten "orgullosos" de la "gran labor" que llevan a cabo en muchas partes del mundo.

"Es un hecho bien conocido que nuestras firmas y profesionales están altamente capacitados para atender las necesidades de los mercados exteriores y que se han convertido en líderes mundiales en muchos sectores", manifestó.

La construcción y las infraestructuras de gran complejidad son algunos de estos ámbitos, sin olvidar la energía, la banca, las telecomunicaciones o los seguros, citó Felipe de Borbón.

En Panamá se han establecido más de 250 empresas españolas, con una inversión conjunta de unos 3.000 millones de dólares y contratos públicos por valor de 5.000 millones, con 15.000 empleos creados.

Hay dos constructoras españolas implicadas en la ampliación del Canal y en la construcción del Metro de la capital, las dos principales infraestructuras públicas puestas en marcha por el Gobierno panameño de Ricardo Martinelli.

Todo ello es ejemplo, según el príncipe de Asturias, de la capacidad de estos emprendedores, porque con una situación económica "muy difícil y compleja" en España "nos muestran diariamente su capacidad creando empleo, optando por la internacionalización de sus negocios y compitiendo con éxito en mercados competitivos y exigentes como lo es el panameño".

Le escuchaban hasta ocho ministros panameños, entre ellos los de Exteriores, Rómulo Roux; Comercio, Ricardo Quijano; Economía, Frank de Lima; Trabajo, Alma Cortés, y Obras Públicas, Jaime Ford, participantes en la cita, al igual que el secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica de España, Jesús Gracia.

Felipe de Borbón explicó que él y la princesa de Asturias, que seguía sus palabras desde la primera fila del auditorio, habían quedado impresionados por las vistas de la bahía de Panamá y por el "auge" de la economía panameña, visible en sus nuevas edificaciones y obras públicas.

"Desde la última vez que vine, veo incluso cómo ha cambiado su fisonomía, reflejo del fuerte desarrollo y el progreso que está viviendo este país", subrayó.

En este sentido, calificó de "impresionantes" las cifras macroeconómicas de Panamá, con un crecimiento el pasado año del 10,6 por ciento, el mayor aumento del PIB de toda Iberoamérica, y con una ocupación laboral prácticamente de pleno empleo.

La situación "saneada" de su economía, apuntó, se puede atribuir a unas políticas económicas "prudentes y estables en el tiempo" que han sentado las bases de la actual situación económica.

Hizo también alusión el príncipe de Asturias a la "imponente" obra de ampliación del Canal, una infraestructura que los panameños gestionan, enfatizó, "de forma eficaz y profesional" convirtiéndola en fuente de prosperidad "fundamental" para el pueblo.

Tras su intervención en la reunión empresarial, el príncipe Felipe se entrevistará con el presidente Martinelli, en un viaje oficial cuyo propósito, aseguró en su alocución, es "estrechar aún más las intensas relaciones entre nuestras dos naciones hermanas".