A diario cientos de peatones arriesgan sus vidas, tratando de llegar a su destino, en medio de las calles, debido a la falta de aceras.