La interrogante de quién permitió la ubicación de un circo en los predios del Hospital de Especialidades Pediátricas de la Caja de Seguro Social (CSS), aún queda sin responderse.