PANAMÁ Nacionales - 

Vida marina y terrestre en el Centro de Exhibiciones Marinas

El cantar de los pájaros, una abundante vegetación, las olas del mar y hasta un perezoso, te dan la bienvenida al Centro de Exhibiciones Marinas en Punta Culebra, a 3.5 kilómetros de la entrada a la Calzada de Amador y a tan solo 15 minutos del centro de la ciudad.

Durante el recorrido podrás conocer interesantes anécdotas que envuelven la historia de la construcción del Canal, así como la presencia militar y una vía férrea que fue utilizada para lanzar cañones hasta la época de la Segunda Guerra Mundial.

Los visitantes podrán transportarse a un mundo singular, donde la naturaleza invita a reflexionar sobre la conservación de la vida marina y terrestre, y a valorar las especies que se han visto amenazadas por actividades humanas.

Fabulosas ranas de Panamá: aquí encontrarás diferentes tipos de anfibios, parientes de la Rana Dorada y conocer sobre su evolución.

Estanque de tortugas: navegantes misteriosos: dos tortugas carey, una verde, cuatro tiburones nodriza o gato y un pez cirujano, despiertan la curiosidad en quienes se acercan al lugar.

Estanque de contacto con invertebrados marinos: aquí podrás tocar a las tortugas marinas, erizos y pepinos de mar; y así conocer sobre cómo se alimentan y lo que se requiere para su conservación.

Exhibición de vida marina: llamada también “la casita”, nos muestra el misterioso mundo que envuelve el mar Caribe y el Océano Pacífico; permite observar detenidamente lo que pasa en en fondo de los mares.

Senderos ecológicos: esta es una excelente opción para los amantes de la vegetación y el aire fresco, aquí podrás estar en medio de un bosque seco tropical, que es el refugio y hábitat de iguanas, pájaros de diversas clases, armadillos, mapaches, entre otros.

Este centro trabaja con el apoyo de la Fundación Smithsonian de Panamá y donantes a nivel nacional e internacional, que hacen posible que desde 1996 (fecha en que abrió sus puertas oficialmente) opere de forma permanente.

Datos curiosos

La estructura hexagonal que está en el acuario (exhibición de vida marina) fue construida por el exgeneral Manuel Antonio Noriega.

Seis búnkeres militares levantados durante la Primera Guerra Mundial, forman parte de las construcciones que se conservan en este lugar. Dos de ellos no están abiertos al público (mantenimiento y cuarentena). En los demás están el salón multiuso, la exhibición “Fabulosas ranas de Panamá”, las oficias del personal y los baños.

El acceso al mar está restringido, debido a que es usado para investigaciones del comportamiento de los cangrejos violinistas; además, es refugio para las tortugas oliváceas que llegan en diversas épocas.

Las columnas que se ven cerca del mar, forman parte de la estación de cuarentena, donde albergaban a los enfermos de fiebre amarilla en la época de la construcción del Canal.

La Calzada de Amador fue creada como un rompeolas del Pacífico, está integrada por cuatro islas y no por tres como comúnmente se conoce. Isla Culebra (Punta Culebra), Isla Naos, Isla Perico e Isla Flamenco.

Costo y horarios

Residentes: $ 3.00

No residentes: $ 5.00

Niños de 0 a 2 años: gratis

Niños de 2 a 12 años: $ 1.00

Jubilados: $ 1.50

De martes a viernes (marzo a diciembre): 1:00 p.m. a 5:00 p.m.

Sábados y domingos: 10:00 a.m. a 6:00 p.m.

Vacaciones de verano y medio año: martes a domingo / 10:00 a.m. a 6:00 p.m.

 Embed