Irma Rodríguez Reyes

En el distrito de Tolé, provincia de Chiriquí varias son las comunidades que están afectadas por las descargas en el proceso de pruebas del proyecto hidroeléctrico de Barro Blanco.

Esto, según reveló este martes el diputado oficiaista Jorge Alberto Rosas quien cuestionó que por encontrarse en un "impasse", los ciudadanos no tienen una instancia a la cual reclamar por los daños.

Publicidad

Aseguró que se ha perdido producción de arroz, y animales como reses y caballos y esto por la crecida de los ríos. "Hay familias que viven al borde del río y están preocupados por las descargas súbitas de hasta cinco metros, en una hora y media por el embalse".

Rosas cuestionó que se trata de comunidades donde en su mayoría son "latinos" que no han sido considerados dentro de los acuerdos sobre el proyecto, por el cual miembros de la comarca indígena Ngäbe Buglé también dicen estar afectados.

"Quieren que opere con un sistema de seguridad", dijo al tiempo que hizo un llamado al gobierno para que "involucre a los verdaderos afectados".

El último acuerdo para reactivar la hidroeléctrica de Barro Blanco que fue firmado entre el presidente Juan Carlos Varela y la cacica Silvia Carrera fue rechazado por el Congreso General de la comarca, un proceso en el que, según el diputado no se ha tomado en cuenta a otros moradores.

Publicidad