Nimay González

La hemorragia cerebral presentada la tarde de este martes por el exdictador Manuel Antonio Noriega, fue detenido por los médicos tras una segunda cirugía a la que fue sometido.

Así lo informó su abogado Ezra Ángel, detallando que tras la operación, el exdictador fue trasladado nuevamente a la sala de cuidados intensivos donde permanecerá bajo un coma inducido y observación durante los próximos cinco días.

Publicidad

“Se sabe que el sangrado se pudo detener, no sabemos si el sangrado volverá a ocurrir, en este momento pudo ser controlado, dependiendo de eso se valorará lo que deben hacer los médicos… se entiende que debe estar por lo menos cinco días en sedación para que se vaya recuperando y el cuerpo vaya respondiendo”, manifestó Ángel.

Detalló que su estado actual de Noriega es “crítico” y que se le estará realizando CAT, así como evaluaciones durante los próximos días. Reiteró que la hemorragia puede deberse a varias causas, tales como las plaquetas o presión arterial alta y que durante el procedimiento se le hicieron transfusiones de sangre, plaqueta y plasma.

“Los próximos días van a ser muy importantes para su recuperación, está en un coma inducido, obviamente no pueden evaluar su desempeño hasta que no se despierte… la hemorragia se detuvo y hay una hinchazón producto de la manipulación que hubo y tienen que esperar que el cerebro se desinflame y se recupere”, declaró.

Con respecto al lugar a donde será trasladado tras su recuperación, dijo que eso lo decidirán los jueces de cumplimiento, quienes deberán tomar en cuenta las recomendaciones de los doctores.

"Los jueces de cumplimiento aprobaron la cirugía y él va a mantenerse aquí por el tiempo que los médicos consideren necesario, ahora mismo él está a órdenes de de los médicos del Hospital Santo Tomás que deben determinar el momento en que le den de alta, en ese momento le tocará a los jueces de cumplimiento evaluar hacia dónde se dirige cumpliendo las indicaciones y las recomendaciones médicas”, señaló.

Cabe señalar que en horas de la mañana, Noriega fue sometido a una primera operación de cráneo abierto para extirpar un tumor cerebral benigno.

El exdictador Manuel Antonio Noriega se mantienen bajo arresto domiciliario por tres meses para los preparativos previos a la cirugía y los cuidados post operatorio. Una vez se haya recuperado deberá volver al centro penitenciario El Renacer, donde cumple una condena carcelaria por la desaparición de opositores durante su régimen (1983-1989).

Publicidad