AFP

La condición de salud del exdictador Manuel Antonio Noriega seguía en estado "crítico" este miércoles al anochecer, un día después de haber sido operado dos veces por un tumor cerebral, informó su abogado.

"Sigue estando crítico. No ha mejorado ni empeorado", dijo en la noche de ayer miércoles a la AFP el abogado y portavoz de la familia Noriega, Ezra Ángel.

Publicidad

Horas antes una de las hijas del general, Thays Noriega, manifestó que la salud de su padre, de 83 años, no había sufrido novedades tras las dos cirugías del martes.

"Todo sigue igual al reporte de anoche", dijo Thays Noriega a la AFP.

El exhombre fuerte de Panamá (1983-1989) se encontraba este miércoles sedado en la sala de cuidados intensivos en el hospital público Santo Tomás, en la capital panameña, donde no puede recibir visitas.

Después de la primera cirugía Noriega tuvo un sangrado cerebral, que fue detenido tras una segunda intervención quirúrgica, el mismo martes.

Para esta operación, Noriega fue sacado temporalmente de la prisión El Renacer, a orillas del Canal de Panamá, donde cumple tres condenas de 20 años cada una por desaparición y muerte de opositores durante su régimen.

Derrocado tras una cruenta invasión militar estadounidense en 1989, estuvo preso desde entonces por narcotráfico y blanqueo de capitales en Estados Unidos y Francia, país que lo extraditó en 2011 a Panamá, a donde llegó avejentado y en silla de ruedas.

Sus familiares han solicitado sin éxito que se le conceda arresto domiciliario definitivo por haber sufrido varios derrames cerebrales, complicaciones pulmonares, cáncer de próstata y depresión.

Publicidad