Hugo Famanía

Las verduras, las especias y manos maestras se combinan para llenar la cocina de un aroma que despierta el apetito. Afuera los libros esperan a los comensales.