Linda Batista

El Ministerio de Ambiente (MiAmbiente) informó que inició una investigación por la cacería de un ejemplar de jaguar en la provincia de Darién.

La entidad entregó al Ministerio Público los nombres de tres presuntos implicados en este hecho. Esta conducta está tipificada como delito ecológico por el Código Penal con pena de 2 a 4 años de prisión.

Publicidad

Se trata de una Panthera Onca, que de acuerdo con la ficha técnica de la Cuenca Hidrográfica del Canal de Panamá (CICH), es el felino más grande de América y el tercero del mundo, después del tigre y el león.

La declinación de la población del jaguar se debe a acciones del ser humano como lo son la cacería, comercio y tráfico de sus pieles, así como la destrucción y modificación de sus hábitats naturales.

Asimismo, afecta la vida silvestre la disminución de sus áreas de reproducción y de alimentación, poniéndolo cada vez más en contacto con los humanos, provocándose conflictos, aunque esto es todavía poco frecuente.

Desde 1973 el jaguar aparece ubicado en el Apéndice I de CITES, mientras que la UICN lo ubica como una especie vulnerable (VU). En Panamá se le considera una especie en peligro de extinción (EN).

Publicidad