Entre 2012 y 2019 se perdieron 56.369,49 hectáreas, a un ritmo de 8.052,78 por año, según los datos del Diagnóstico

EFE

Panamá redujo el ritmo de su deforestación al pasar de perder más de 10.000 hectáreas anuales entre 2000 y 2012 a unas 8.000 cada 12 meses en los últimos 7 años, para un total de 56.369 hectáreas, dijo este jueves el ministro de Ambiente, Melciades Concepción, y adjudicó el resultado a lo "efectivo" de la "gestión ambiental" del país.

Concepción lideró la presentación de los resultados del "Diagnóstico de Cobertura Boscosa", un estudio realizado por el Ministerio de Ambiente que compara la situación actual en la materia con el anterior informe, que data del 2012.

Publicidad

Actualmente Panamá cuenta con un 65,4 % de bosques y tierras boscosas, lo que equivale a 4.925.789,72 hectáreas, solo un 0,7 % menos que en 2012.

Entre 2012 y 2019 se perdieron 56.369,49 hectáreas, a un ritmo de 8.052,78 por año, según los datos del Diagnóstico.

"En el periodo de 2000 a 2012 se perdían más de 10.000 hectáreas al año, y de 2012 a 2019 se perdieron unas 8.000 anuales. Se ha reducido (el ritmo de deforestación) por muchos factores (…) pero están siendo efectivos los instrumentos de gestión ambiental", comentó Concepción.

Las provincias que sufrieron una mayor pérdida son Veraguas (centro), seguido de Panamá, donde se encuentra la capital, y la selvática Darién, fronteriza con Colombia.

La selva del Darién panameño, patrimonio de la Humanidad y reserva de biósfera, cuenta con 579.000 hectáreas y aglutina más del 25 % de los bosques panameños.

El Diagnóstico, para el que se utilizó, entre otras herramientas, la plataforma de Google Earth Engine, determinó que además del 65,4 % de bosques y tierras boscosas, Panamá cuenta con un 32,5 % de otras tierras y un 2,1 % de cuerpos de agua continentales como son ríos, lagos y lagunas.

Concepción aseguró este jueves que el Gobierno se ha propuesto actualizar anualmente estos datos sobre cobertura boscosa, porque así se sabrá con certeza si están dando resultados las nuevas estrategias de conservación, entre ellas la suspensión de los permisos de tala vigente desde septiembre pasado.

El Ministerio de Ambiente presentó este jueves además el Sistema Nacional de Información Ambiental (SINIA), que permite acceder a través de internet "a toda la información ambiental, inclusive el mapa" de la cobertura boscosa, dijo Concepción.

EL MINISTERIO MANTIENE OPERATIVOS E IMPUNE MULTAS

Concepción defendió la gestión del Ministerio de Ambiente bajo la Administración del presidente Laurentino Cortizo (2019-2024) y destacó los operativos constantes para detener los delitos ambientales.

Semanalmente se están deteniendo personas infraganti talando en los bosques, aseveró, y reiteró que en el segundo semestre de este año se presentará ante el Parlamento para su aprobación "un proyecto de ley para aumentar la pena por delitos ambientales".

El Ministerio también implemento, a partir de octubre pasado, la instalación de chips con códigos QR a los troncos en árboles de los bosques de la provincia de Darién, y en la zona Panamá Este, para frenar la creciente tala ilegal.

"Los delincuentes ambientales deben ir a la cárcel", ha dicho anteriormente el ministro, argumentando que debe ser así ante el aumento de los incendios, que se multiplicaron por 10 % en el 2019 respecto al año anterior, y las consecuencias que tiene en el país crisis climática.

Publicidad