El diputado y exministro de Trabajo, Luis Ernesto Carles

Nimay González

Varios diputados reaccionaron este miércoles luego de que el Presidente de la República, Laurentino Cortizo anunció que todos los funcionarios que devengan de mil balboas hacia arriba deberán aportar al Fondo Solidario de Panamá.

Publicidad

El diputado y exministro de Trabajo, Luis Ernesto Carles, explicó que los salarios de los funcionarios están amparados por la Ley 92 de 1974, que señala que las deducciones sobre el salario de servicios público solo podrán ser ordenadas por ley, por orden judicial, por razón de secuestro, por embargo, pensión de alimentos o por alguna instrucción ordinaria.

“Ojo presidente lo están asesorando mal, a los funcionarios públicos no se les puede descontar salarios, solamente por una orden judicial, por ley, por secuestro, por embargo o pensiones alimenticias… un funcionario que gane mil dólares con todas sus deducciones por más que done 25 o 30 dólares, eso le afecta, el salario es la parte íntima del trabajador, nadie puede saber en qué de gasta el salario un trabajador del sector privado o público, porque ese salario es lo que le permite sostener a su familia, nadie sabe si ese trabajador está sosteniendo a su madre, su padre, sus hermanos, a sus hijos”, indicó Carles.

Agregó que muy diferente sería que se establezca una donación voluntaria por parte de los funcionarios que gana más, lo cual podría implementarse a nivel de gerentes generales de empresas públicas, además sugirió que se evalúe a las empresas y bancos que en utilidades han declarado millones de ganancias para que empiecen a donar.

El diputado Leandro Ávila, también reaccionó señalando que una medida como esta debe ir en función de si los ingreso del Estado disminuyen seriamente debido a la crisis actual por el COVID-19, entonces se debería hacer una discusión en la Asamblea sobre los salarios de los servidores públicos, ya que los salarios están regulados por ley.

“Un salario de mil a 2 mil 500 no son salarios de los poderosos, ni de los ricos, ni de los políticos influyentes, un salario de mil es bastante restringido, humilde, y de mil a dos mil 500 es de un profesional que ha trabajado duro. En mi opinión cualquier ley que venga a la Asamblea Nacional sobre el tema del salario en función de que la planilla del Estado llegue a ser impagable, porque como están las cosas las empresas privadas no funciona y si no funcionan no venden y si no venden no va a poder pagar impuesto, sería atendible una propuesta de ley que revise eso, pero de salida el rango tiene que ser superior a los 2 mil 500 dólares para que la clase humilde y profesional no se vea afectada más de lo que se está defecando en este momento” , señaló Ávila.

Asimismo el diputado Abel Beker manifestó que según lo establece Ley laboral, si el trabajador no ha autorizado o dado su consentimiento, eso no lo pueden hacer, agregando que además, el Pleno de la Asamblea Nacional aprobó un proyecto de Ley mediante el cual el Gobierno tendrá acceso a mil 300 millones de dólares para tender las crisis del coronavirus.

Publicidad