Fumadores se encuentran dentro del grupo de personas en riesgo frente a la pandemia del COVID-19.