Panamá Nacionales - 

Rompecabezas, entre los pasatiempos de los panameños para pasar la cuarentena

José Iván Ramos
Por José Iván Ramos

Ahora, debido a que gran parte del mundo está encerrado y buscando cómo matar el tiempo, los rompecabezas han cobrado protagonismo. Panamá, junto a la mitad del planeta, está acatando la orden de permanecer en casa. En ese confinamiento hogareño hay que intentar entretenerse de la manera más familiar y divertida posible.

Y es que en la era digital los rompecabezas, ese juego silencioso y de mucha paciencia, han vuelto y se han convertido en el pasatiempo favorito de los panameños atrapados en sus casas por la cuarentena, que ya cumplió seis semanas. “Los rompecabezas llegan, son vistos y desaparecidos”, dijo a Telemetro Reporta una vendedora de Farmacias Arrocha.

Esta cadena de tiendas, una de las pocas que mantiene sus puertas abiertas, las últimas dos semanas ha estado tratando de cumplir con la alta demanda de rompecabezas y otros juegos y artículos educativos que la gente está buscando para pasar el aislamiento social.

Los hábitos de consumo están cambiando semana a semana, en la medida que avanza la pandemia de coronavirus. “Las compras del miedo” de los primeros días cuando el público arrasó con los desinfectantes de mano, el alcohol y el papel higiénico, pasaron ahora a una especie de adaptación para un largo encierro”, opinó el experto en consumo Pedro Acosta.

"Se compra alimentos, pero también se busca opciones creativas y más familiares como un rompecabezas y demás juegos divertidos, porque sencillamente no existe la urgencia de mirar el reloj para saber la hora y el tiempo, que en circunstancias normales controla nuestras vidas”, añadió. 

Es más, por redes sociales muchas personas atrapadas en sus casas en esta cuarentena, hacen alarde de sus rompecabezas. Muestran las penurias que están pasando al armar sus adquisiciones de miles de coloridas piezas.

Además de los rompecabezas los panameños también han vuelto a otros juegos de mesa como el bingo, India, Monopolio y las barajas.

“Se están vendiendo bastante artículos de cocina y de repostería, porque la gente tiene tiempo para dedicarse a cocinar en casa para entretenerse”, expresó una vocera de la cadena de supermercados El Machetazo.

Resulta curioso, recordó Acosta, que hace años el sistema escolar eliminó la enseñanza de la materia Educación para el Hogar, donde los estudiantes de ambos sexos aprendían hacer masas, dulces, empanadas, galletas y ese tipo de cocina que hoy, con los juegos de mesa, son necesarios en este tiempo de emergencia.

“Hay una gama infinita de alternativas, como ejercicios, juegos familiares, comunicación con amigos y seres queridos, que nos pueden ayudar a llevar la cuarentena de manera positiva”, consideró Acosta, quien también cree que los juegos como los rompecabezas quitan el estrés y la ansiedad emocional, que podría causar la cuarentena impuesta como consecuencia de la pandemia del coronavirus.  

Actualmente la mitad de la humanidad -unos 4000 millones de personas-, cumple alguna medida de permanecer en casa, por lo que el pasatiempo como el rompecabezas también ha logrado un inusitado furor mundial. El Primer Ministro de Australia, Scott Morrison, incluso dijo que los rompecabezas eran esenciales y ha permitido que la gente salga de sus casas para comprarlos. En el Reino Unido los minoristas tuvieron que hacer malabares para satisfacer la demanda repentina de rompecabezas. En ese país los residentes de mayor edad han empezado a acapararlos, lo que también ha ocasionado que se disparen sus precios.

Los fabricantes europeos han dejado de aceptar pedidos del gigante de venta en línea Amazon para enfocarse sólo en las ventas directas. Cada día están recibiendo el equivalente a un mes de pedidos y “básicamente tienen agotadas las reservas”, hasta que lleguen más rompecabezas. 

Mientras que en Estados Unidos la cadena Walmart reportó que a medida que las personas se han quedado en casa después de abastecerse de los productos básicos y comestibles, los consumidores se volcaron a comprar artículos de entretenimiento como juegos de mesa o rompecabezas, así como artículos educativos.

En esta nota: