Un 47% de un total de 1,000 hogares encuestados por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), declaró haber tenido menos alimentos de lo habitual producto de la pandemia, sin embargo el porcentaje aumenta al 68% en los hogares con ingresos familiares inferiores a B/.400.00.