El buque encalló, vertió petróleo en aguas de la isla Mauricio y posteriormente se partió en dos

Linda Batista

Una delegación panameña de expertos en accidentes marítimos asiste en investigaciones sobre el accidente del buque de bandera panameña Wakashio en Isla Mauricio, que vertió petróleo y posteriormente se partió en dos.

De acuerdo con la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), la nave, que es de propiedad de la empresa japonesa Nagashiki Shipping Co., desvió su plan de navegación, aprobado al momento de zarpar de Singapur con destino a Brasil. La modificación podría estar relacionada con la celebración del cumpleaños de uno de los tripulantes, luego que el capitán de la embarcación diera instrucciones de acercarse unas 5 millas de distancia de la costa de la isla, buscando señal telefónica e internet.

Publicidad

Cuando se produjo el acercamiento indebido que provocó una situación de peligro alertada por las autoridades de la isla, el capitán, el jefe de máquinas y el primer oficial, estaban en el puente de navegación.

Analistas señalan que con una guardia segura y aplicando buenas prácticas marineras, un análisis apropiado habría permitido realizar las acciones pertinentes para evitar el accidente.

Se logró constatar que se estaba utilizando una Carta Náutica Electrónica errada y con la escala equivocada, lo que impidió verificar apropiadamente el acercamiento a la costa y a aguas menos profundas.

Los investigadores señalan entre las causas: falta de supervisión y monitoreo de los equipos de navegación, distracción y exceso de confianza durante la guardia. 

Publicidad