Inicia reubicación de migrantes en nuevo campamento temporal en San Vicente de Darién

Odalis Núñez

Unas 30 familias de migrantes varadas en Panamá producto de la pandemia, fueron reubicadas en el nuevo Campamento Migratorio Temporal, ubicado en la comunidad de San Vicente, corregimiento de Metetí en Darién.

Publicidad

“Panamá es un país solidario, humanitario y respetuoso de los convenios internacionales y estamos trabajando con organismos como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Unicef, para darle estadía temporal y puedan vivir de forma humana”, explicó el ministro de Seguridad Pública, Juan Pino, durante su visita al campamento.

De acuerdo con el Minseg, este campamento, con capacidad para 400 familias y construido en menos de 40 días, reúne las condiciones necesarias para la convivencia humana como agua potable, luz, baños, sanitarios, tanque de agua de reserva y atención médica.

Con la apertura de este campamento en San Vicente, el traslado de las otras familias será de manera paulatina y dándole prioridad a las poblaciones vulnerables como familias con bebés, madres solteras, jóvenes solteras y a los extracontinentales de Asia y África que estarán allí por cuestiones del idioma.

Oriel Ortega, director del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), dijo que la idea es aliviar las necesidades de los migrantes irregulares y que las familias puedan distraerse en este sitio.

Para los niños, agregó Ortega, habrá un sistema audiovisual de entretenimiento y actividades recreativas para los padres como juegos de  ajedrez, de manera que puedan relajarse. 

La directora del Servicio Nacional de Migración, Samira Gozaine, explicó, que con los organismos internacionales ha habido un trabajo de acompañamiento y orientación en cómo hacer estos campamentos igual que en otras partes del mundo, para cumplir con los requerimientos de derechos humanos, y donaron insumos para la atención.

Asimismo, Idiam Osorio, representante de la OIM en Panamá, indicó que este centro de recepción migratoria cumple con los estándares mínimos humanitarios y con los criterios epidemiológicos y guías del Ministerio de Salud.

Publicidad