Cabe recordar que algunos comercios no reabrirán este lunes 28 de septiembre, a pesar de la autorización, por motivos de fiesta religiosa

Teiga Castrellón

La Asociación Nacional de Comerciantes de Panamá (Anadeco), a través de su vocera Shani Gerschfeld, reiteran su compromiso de total cumplimiento de las medidas y protocolos sanitarios adoptados en atención a la pandemia del COVID-19, ante el reinicio de sus operaciones a partir del lunes 28 de septiembre.

En un comunicado la Anadeco indica que entre las medidas de prevención adoptadas para la apertura física se estableció como requisito indispensable para el ingreso a los comercios el uso obligatorio de tapabocas o mascarillas, y en caso de no cumplir con esta medida se negará el acceso; además, cada persona que ingrese a las tiendas o comercios deberá someterse al procedimiento de medición de temperatura. 

Publicidad

Se detalló, además, que se colocarán separadores de filas, material gráfico en el piso para el ingreso a cada local delimitando los controles de distancia entre los clientes, puntos para la desinfección de manos con sanitizantes o alcohol en gel en cada local.

Y se controlará el aforo permitido en cada local, tomando en cuenta la capacidad disponible de espacio como lo han solicitado las autoridades de salud. El límite de personas de cada local deberá informarse con material gráfico al ingreso, incluyendo la contabilización del personal en turno.

La vocera recordó que por motivos de fiesta religiosa este lunes 28 de septiembre, algunos comercios y tiendas por departamentos estarán cerrados y se reactivarán el 29 de septiembre, pero otros agremiados sí estarán activos desde el lunes.

Cabe recordar que el Gobierno Nacional autorizó, a través de la Resolución N°902 del 24 de septiembre de 2020 publicada este viernes en Gaceta Oficial, la reactivación, operación y movilización de nuevas actividades económicas a partir del próximo 28 de septiembre.   

Esta resolución autoriza la reapertura con presencia de público de comercio al por menor que incluye la apertura de los centros comerciales, los restaurantes y fondas y todos los servicios profesionales, servicios administrativos y generales.   

Y también permite la reapertura del Hipódromo Presidente Remón, sin público y únicamente con mecanismos de apuestas virtual.   

Publicidad