Monseñor Uriah Ashley

Odalis Núñez

En horas de la noche de este miércoles se conoció sobre el fallecimiento de Monseñor Uriah Ashley, a sus 76 años, único obispo panameño ordenado por San Juan Pablo II en el Vaticano, un 6 de enero de 1994.

Monseñor Ashley, fue el primer obispo de la Diócesis de Penonomé, erigida el 18 de noviembre de 1993; fundador de la Pastoral Afroamericana y Caribeña.

Publicidad

Además contribuyó a la aprobación de la Ley 9 del 30 de mayo de 2000, que crea el "Día de la Etnia Negra" en Panamá. 

"Somos frutos del Concilio Vaticano y siempre estuve preocupado por la falta de vocaciones nativas de indígenas y negros diocesanos; por ello le decía al Señor si tú crees que yo puedo, estoy dispuesto”, manifestó Ashley, al celebrar una eucaristía de su ordenación episcopal.

Para el 26 de abril de 2019, el papa Francisco aceptó la renuncia presentada por el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Panamá, Uriah Ashley. En ese sentido, paso a ser reconocido como emérito.

La presentación al Sumo Sacerdote de la renuncia del obispo a los 75 años es una norma introducida por todos los obispos participantes en el Concilio Ecuménico Vaticano II.

Monseñor Ashley nació en Almirante, provincia de Bocas del Toro y completó sus estudios en el Seminario Mayor San José Panamá donde obtuvo el título de Doctrina Social en Chile.

Ordenado sacerdote para la Arquidiócesis de Panamá 15 de agosto 1979, ocupó diversos cargos: pastor asistente, párroco en diversas comunidades, Vicario Episcopal de las zonas pastorales de la arquidiócesis y concejal de los agentes de pastoral de la arquidiócesis y universidad, entre otros cargos.

El Obispo Emérito fue un apasionado de la liturgia y de la pastoral presbiteral, por su carisma en el acompañamiento de los sacerdotes.

Una vez se tuvo conocimiento de la muerte del Monseñor, las condolencias y reconocimiento a su labor no se hicieron esperar en las redes sociales.

Publicidad