Gilberto Ventura Ceballos tras su recaptura en 2020

Catherine Perea

Este jueves 27 de noviembre trascendió que, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) otorgó una reducción de 20 años de condena al dominicano Gilberto Ventura Ceballos, condenado a 50 años de prisión por la comisión de los delitos de homicidio doloso y secuestro de cinco jóvenes chorreranos de ascendencia asiática.

La Sala Penal explicó su decisión. En atención a un recurso interpuesto a favor de Ventura Ceballos, la Sala indicó que tuvo que aceptar y reconocer el argumento presentado, en el sentio que cuando éste fue extraditado de República Dominicana a Panamá, el Estado extraditante puso como condición que el mismo no podía ser condenado a una pena superior a la pena máxima vigente en ese país que es de 30 años.

Publicidad

De acuerdo con la Sala Penal, al reconocer este hecho se está evitando el riesgo que la República de Panamá sea objeto de demandas ante organismos internacionales en el futuro.

Los magistrados que integran la Sala Penal, somos conscientes de la gran afectación que han sufrido las víctimas, que abarca a sus familiares, y del impacto y gran conmoción que produjeron esos delitos en la sociedad panameña, y, seguramente a nivel internacional. No obstante, como cumplidores de la Ley, nos corresponde aplicar la mmisma para reconocer el derecho a quien le asiste” señala el comunicado del Órgano Judicial.

Además, la Sala informó que se declaró penalmente responsable a uno de los procesados como autor del delito de blanqueo de capitales, quien en primera instancia, había sido absuelto por ese cargo y se absolvió a dos procesados, quienes habían sido doncenados como cómplices secundarios de delitos de homicidio doloso agravado.

Por este delito también se condenó a 50 años a Alcibiades Méndez, cómplice del secuestro y asesinato de los jóvenes chorreranos.

Ventura Ceballos se fugó de La Joyita, el 28 de diciembre de 2016; hecho por el que se le condenó a pagar 60 meses más de cárcel.

Se volvió a fugar de La Nueva Joya en el 2020. Sobre este último escape aún hay una investigación y condena pendiente.

Publicidad