Se mantiene la protección a aquellos ciudadanos afectados por la pandemia

Nimay González

El ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), Rogelio Paredes, dio a conocer este miércoles el Decreto Ejecutivo No. 411 de 31 de diciembre de 2020, que modifica artículos de los 145 y 314, que regula las medidas sobre arrendamientos, procesos de lanzamientos y desalojos durante el Estado de Emergencia, permite a los arrendadores invocar a la justicia ordinaria para desalojos en algunos casos.

Publicidad

Reiteró que a través de este decreto se establece que se mantiene la protección a aquellos ciudadanos que han sido afectados por la pandemia y no cuentan con los recursos para pagar el arrendamiento, y pueden demostrar esta condición.

Aclaró que se excluye de este beneficio, todo arrendatario que ya haya sido reintegrado a su trabajo, que estuvo trabajando durante todo el Estado de Emergencia, o se esté dedicando a otra actividad que no es la que realizaba inicialmente.

Explicó que en el caso de que una persona que no este afectada económicamente por el Estado de Emergencia no cumplan con el pago de su compromiso de arrendamiento, el arrendador podrá ejercer las acciones y demandas respectivas ante la jurisdicción administrativa y judicial competente, para hacer efectivo sus derechos, mientras que el arrendatario deberá presentar pruebas de su afectación y de demostrar esa condición, de lo contrario se podría proceder con el desalojo.

En ese sentido podrán presentar como pruebas algunos documentos como la declaración jurada ante notario público en la que haga constar la disminución de sus ingresos, el cierre de negocios, la suspensión laboral o la terminación de la relación laboral; o carta del empleador certificando la suspensión laboral, carta de despido, mutuo acuerdo de terminación de la relación laboral, o certificación de contador público autorizado constatando la disminución de los ingresos o el cierre de negocio.

“No deben seguir amparados por el decreto que permite que se mantenga sin pagar alquileres, porque aquí la carga la está llevando el arrendador y hasta ahora ha habido una solidaridad de 9 o 10 meses por parte de los arrendadores, pero algunos arrendatarios estaban abusando y otros que le han dicho a las empresas no me reportes porque así sigo recibiendo el vale digital y este juega vivo no es correcto. Entonces lo que estamos buscando con el 411 es que el arrendador pueda invocar la justicia ordinaria y si el arrendatario no demuestra que de verdad sigue afectado entonces él podrá producir la acción respectiva o invocar la justicia ordinaria para el desalojo”, detalló Paredes.

Publicidad