Ministra de Trabajo y Desarrollo Laboral, Doris Zapata

Linda Batista

El Pleno de la Asamblea Nacional retomó la discusión del Proyecto de Ley 542 que norma el retorno gradual y dicta otras disposiciones. 

Publicidad

La titular de Trabajo y Desarrollo Laboral, Doris Zapata, respondió preguntas sobre el proyecto y explicó que la iniciativa le dará prioridad para el retorno al trabajo a los colaboradores con fuero sindical.

Las empresas que se mantengan cerradas por disposición de la autoridad sanitaria desde el mes de marzo de 2020, podrán solicitar la prórroga de la suspensión de los efectos de los contratos de sus trabajadores, mientras se mantenga vigente dicha limitación. 

Una vez que hayan sido autorizadas para reiniciar sus actividades económicas, las empresas reintegrarán a sus trabajadores en forma gradual, mes a mes, según las condiciones de cada empresa.

Retorno según sector laboral:

  • Las empresas que formen parte del sector primario de la economía, que hayan sido autorizadas para reiniciar sus actividades económicas y mantuviesen trabajadores con contratos suspendidos a la entrada en vigencia de esta ley, los reintegrarán en forma gradual, mes a mes. Las prórrogas de la suspensión de los contratos no podrán exceder los tres meses.
  • Las empresas que formen parte del sector secundario, no podrán exceder los seis meses.
  • Las empresas del sector terciario de la economía, incluyendo a las actividades con diez o menos trabajadores y las empresas del sector turismo reintegrarán a sus trabajadores en forma gradual, no podrán exceder los ocho meses. 

La modificación temporal de la jornada laboral, así como otras condiciones de trabajo reconocidas en la ley, podrán ser pactadas de común acuerdo entre la empresa y los trabajadores; en caso de existir sindicato, se deberá pactar con éste.

Los acuerdos podrán tener vigencia más allá de la presente ley, siempre y cuando cumplan con los requisitos contemplados en el Código de Trabajo, indica el proyecto. 

Según Zapata, las empresas que se pueden acoger a la extensión de suspensión de contratos, son las que aún siguen cerradas por disposición sanitaria como las de entretenimiento, festivas, bares ( que tiene unos 15 mil trabajadores suspendidos). 

Por su parte, Víctor Collado, asesor legal del Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (Conato), sostuvo que las suspensiones ya generadas, y las que podrían generarse con esta iniciativa, implica que los trabajadores van a seguir sin salario. 

“Si nos ocupamos solamente de la suspensión de contratos de trabajo que implican cero salario, también deben tomar en cuenta a quienes se les ha reducido el salario”, manifestó.

Estadísticas del Mitradel

De acuerdo con Zapata, 284 mil contratos suspendidos es lo que registra la base de datos del Mitradel; de ese total, se ha reactivado el 42% de los contratos (121,412). 

Agregó que unas 7 mil personas, de las 121 mil con contratos reactivados, fueron despedidas, por diferentes causas.

Hasta la fecha hay 940 trabajadores del sector primario con contratos reactivados; 32,801 del sector secundario; y 87,671 del sector terciario; por lo que queda pendiente 1,594 trabajadores del sector primario; 31,300 del sector secundario, que todavía tiene rezagos en la actividad de manufactura; y  120,800 trabajadores del sector terciario, el más impactado.

El diputado de la bancada independiente, Edison Broce, votó en contra por "las inconsistencias" de la iniciativa y porque "está en detrimento del trabajador". Mientras que para el diputado Gabriel Silva, el proyecto tiene una buena intención pero puede ser más fino a evitar los abusos.

Publicidad