Panamá Nacionales -  2 de junio 2021 - 12:51hs

Defensoría recibió solicitud para regulación de uso del cepo en Panamá

El uso del cepo como forma de castigo es considerado violatorio de los derechos humanos y del debido proceso.

Se trata de un artefacto utilizado como forma castigo por pueblos indígenas que inmoviliza de pies y manos a quien se le aplique.

Eduardo Leblanc dijo respetar la cultura, no obstante considera que hay prácticas que con el paso del tiempo deben ser modificadas.

"Hay que respetar las leyes originarias, la autodeterminación de los pueblos originarios, sin embargo estas son conductas que tienen que modificarse. Es la primera vez que vemos aplicación del cepo a personas que no viven ni son de la comarca. Además, Nos preocupa el debido proceso", precisó el Denfensor del Pueblo.

https://twitter.com/rpc_radio/status/1400145215520915457

Asimismo, manifestó que "estos castigos, que conllevan más allá de una privación de libertad, puedan traer afecciones futuras y pueden ser considerados tratos inhumanos o crueles".

Esta solicitud se dio luego que moradores de la comunidad de Lajero, en la comarca Ngäbe Buglé, castigaron con el cepo a un agente del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) presuntamente involucrado en un intento de hurto.

Esta práctica fue cuestionada por el Senafront y en ocasiones anteriores por organismos internacionales, por ser violatoria de los derechos humanos.

En el 2014 hubo división entre los moradores de la comarca por el uso de cepo como instrumento de castigo. En los últimos años en Panamá, los pueblos indígenas han llevado al cepo a varios líderes indígenas, como el alcalde de Nole Duima y acompañantes en el 2017, y al presidente del Congreso General Ngäbe Buglé.