Marilyn Cejas

En víspera de Elecciones Generales del 4 de mayo, ha surgido el Movimiento Nueva República, conformado por destacadas figuras públicas, cuyo expreso objetivo es convocar al 60% de la mayoría opositora del electorado a fin de "derrotar la pretensión reeleccionista de Martinelli" a través de los votos logrados por el candidato que realmente se comprometa a "romper las prácticas electoreras del clientelismo promovido desde la Presidencia de la República".

Mario Galindo, la ex-magistrada de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Esmeralda de Troitiño; el dirigente de la Cruzada Civilista, Aurelio Barría; el empresario Roberto Eisenmann; y el ex-contralor general de la República, Alvin Weeden, forman parte de este Movimiento, quienes a través de un comunicado publicado en el Diario La Prensa, dejan claro que el mismo no es un partido político ni tiene intención de serlo.

Publicidad

Afirman que darán su respaldo a un candidato a la presidencia "opositor", sin detallar nombre, dado a que éste surgirá de una serie de encuestas "objetivas y confiables" que realizarán para saber cuál tiene mayor aceptación pública. La idea es que el escogido por este Movimiento, organice un Gobierno de unidad nacional que responda a diversas propuestas descritas en dicho comunicado.

En primer lugar, deberá convocar dentro de un plazo prudencial a una Asamblea Constituyente, con el objetivo de aprobar una nueva Constitución, elevando a rango constitucional la obligatoriedad de los procedimientos de selección de contratistas e introducir una norma que garantice la estabilidad definitiva de funcionarios con dos años o más de prestar sus servicios al Estado.

Publicidad

Asimismo, restituir la independencia de los órganos del Estado; nombrar un contralor general de la República, un procurador general de La Nación y magistrados que sean ciudadanos independientes; así como también proponer ante la Asamblea Constituyente la creación de una nueva institución dirigida a proteger el patrimonio público.

Auditoría forense para los macro-proyectos del presente Gobierno, para determinar si hubo lesión patrimonial a los bienes y fondos del Estado; restituir el rol fiscalizador y obligatoriedad del control de la CSJ sobre el gasto y la inversión pública; blindar al Canal de Panamá de la política partidaria; entre otras funciones, deberán ser reflejadas en un Programa de Gobierno por parte del candidato presidencial opositor a quien el Movimiento Nueva República decida apoyar.

Publicidad

Publicidad