Kathyria Caicedo

Ahora sí... la competencia está apretada y nadie quiere ceder. En la 6ta cantadera, la diferencia entre trovador y trovador era mínima, en algunos caso sólo de medio punto. En otras palabras, el jurado se la está viendo a gatas... ¡Ay, madre!

Cualquier equivocación puede hacer la diferencia en este punto de la competencia. Una pequeña falla de Ian en su primera salida lo dejaba mal parado. El otro caso fue de Julieth, quien tuvo fallas que fueron resaltadas por el jurado.

Publicidad

Al final de la noche alguien debía salir de la competencia y fue el turno de Julieth, de Colón.

Publicidad

Publicidad