AFP

A sus 13 años, la nadadora nepalí Gaurika Sigh ha conseguido más de lo que muchos se atreverían a soñar: sobrevivir a un gran terremoto y ser la deportista más joven de Rio-2016.