PANAMÁ Política -  11 de marzo 2016 - 22:26hs

Crisis de liderazgo marca el 37 aniversario del PRD

El Partido Revolucionario Democrático (PRD), el referente de la socialdemocracia en Panamá y la primera formación en número de militantes, celebra hoy 37 años de vida, inmerso en una batalla interna por su liderazgo y con la vista puesta en los comicios de 2019 tras varias derrotas electorales.

El PRD, constituido por el exdictador panameño Omar Torrijos en 1979 y afiliado a la Internacional Socialista, lleva sin ganar unas elecciones presidenciales desde el año 2004, cuando llegó al poder uno de los hijos de su fundador, Martín Torrijos.

Según los últimos datos del Tribunal Electoral de Panamá de enero de este año, la formación cuenta con un total de 473.735 militantes, lo que le convierte en el partido con el mayor número de afiliados.

Le siguen el partido del expresidente Ricardo Martinelli, Cambio Democrático (CD, liberal), con 362.395 personas, y el gobernante Partido Panameñista (PA, nacionalista), con 248.879 militantes.

"No es un partido fácil de manejar por el volumen de gente que opina y tiene derecho a participar", reconoce a Efe el vicepresidente segundo de la formación, Rogelio Paredes.

"Es verdad que ha habido cierto grado de descoordinación, que el partido ha estado un poco ausente, atomizado, y que no ha tenido un liderazgo firme. El exceso de democracia interna es lo que nos ha llevado a eso", agregó.

Paredes, que lleva seis años en el cargo y no quiere repetir, considera que la situación "no es irreversible" y que el partido va a coger impulso tras el proceso de renovación que ha puesto en marcha y que concluirá el 31 de octubre con las elecciones al Comité Ejecutivo Nacional (CEN), el mayor órgano directivo del PRD.

"Hay una crisis de liderazgo, producto del fraccionamiento que originaron las primarias del 2008 y que se agudizó con la intromisión de fuerzas extrañas en nuestras filas durante la pasada Administración", apunta en declaraciones Efe el diputado 'perredista' Pedro Miguel González.

Durante el Gobierno de Martinelli (2009-2014), la formación "cayó en desgracia" y "se dieron unos niveles de transfuguismo y de compra de diputados nunca antes vistos", añade el exsecretario general de la formación, Mitchell Doens.

Desde entonces, el partido ha ido perdiendo fuelle progresivamente y, aunque consiguió el mayor número de diputados en en las elecciones de 2014 (26), su representación parlamentaria dista mucho de la que llegó a tener en tiempos pasado.

La Asamblea Nacional se completa con 25 diputados del CD, 16 del PA, 2 del Molirena, 1 del Partipo Popular (PP) y una diputada independiente.

"Mientras el PRD siga en manos de los 'martinellistas', mientras ese cáncer exista, es muy difícil levantarlo, a pesar de la buena fe de algunos candidatos. En ese congreso va a haber más clientelismo y mucho dinero corriendo", advierte el antiguo dirigente.

De momento, el único que se ha postulado abiertamente a liderar el partido y a encabezar la candidatura presidencial para las elecciones de 2019 es el expresidente Ernesto Pérez Balladares, que dirigió el país entre 1994 y 1999 y popularmente se le conoce como "El Toro".

"Apoyo decididamente su candidatura, es la persona que tiene la formación y la trayectoria para relanzar y unificar el partido", sostiene el actual vicesecretario segundo.

El diputado González, sin embargo, se muestra bastante más cauto y considera que la unidad se tiene que construir "en torno a un nuevo proyecto político y no en torno a un candidato presidencial".

"A mí no me preocupan demasiado los comicios presidenciales de 2019 porque los otros partidos están igual o peor que el PRD: el panameñismo se ha desgastado en el poder y Cambio Democrático es un despojo donde todo el mundo está investigado", apunta Doens.

FUENTE: EFE