Nuevo año escolar, nuevos útiles...¡A cuidarlos!

Lau Chan

La cuenta regresiva ya empezó. En los almacenes de la localidad ya ves armando los estantes en el área escolar, quitando los juguetes y poniendo todo lo necesario para el regreso a clases.

Los que son padres, saben la responsabilidad y el dinero que cuesta equipar bien a un niño o pre adolescente en la etapa escolar.

Publicidad

Y con todo el esfuerzo que se hace para que no les falte nada, ellos se empeñan en darnos la grata sorpresa cada día que se les va desapareciendo un borrador, después un cuaderno, luego la lonchera y hasta los libros quedan en dimensiones desconocidas. ¡Qué destino!

Una buena solución a este mal es llevar un control cada noche al hacer la mochila del día siguiente con tu hijo, sin embargo, es bueno ponerle etiquetas a sus útiles, un ejemplo claro sería que cada lápiz de color lleve una etiqueta con el nombre del niño y un número según la cantidad de lapices que tenga, así todas las noches lo pones a contar si tiene el total de sus colores.

Publicidad

Así mismo con los lápices de escribir, los bolígrafos, los cuadernos y los libros. Ponle número a todo, si tiene dos borradores y le falta uno, le preguntas qué paso con el borrador 1 o 2 según sea el caso.

Será mucho más fácil para él recordar que hizo con eso o a quién se lo prestó, ya que se acordará del número.

También puedes limitar la cantidad de útiles que le pones en su cartuchera, es decir, uno de cada uno. Así se verá obligado a cuidarlo y no podrá prestarlo ya que lo estará usando.

Publicidad

Publicidad