Raúl López Aranda

Desde que era una niña Guadalupe Ovalle se quemó las pestañas para ser una excelente estudiante. Esa dedicación recibió recompensas, una de ellas la llevará a otro país para recibir educación de primer mundo.