Raúl López Aranda

En tiempos del COVID-19 el ingenio no tiene límites.... gracias a la tecnología estudiantes con discapacidad no se han quedado atrás en el proceso de enseñanza aprendizaje.