Una situación sin comparación. Desde la primera línea de batalla, la pandemia de coronavirus se ve desde otra perspectiva. Médicos, enfermeras y científicos viven una confrontación diaria con la enfermedad, además de lidiar con el estrés, la presión y el cansancio.