Las consecuencias de la pandemia generada por el COVID-19 son múltiples. El miedo, la ansiedad y el estrés se han convertido en secuelas importantes en la población mundial. Al respecto, la doctora Juana Herrera, directora del Instituto de Salud Mental, confirma el incremento de los casos trastornos con nuevos casos y recaídas.