Viola Guevara

Madrid (EFE) Las comparaciones siempre son odiosas y, cada vez con mayor frecuencia, llevan a muchos hombres a las puertas de un quirófano con la falsa impresión de poseer un pene más pequeño de lo que realmente es. Los expertos lo denominan el "síndrome del vestuario".

Publicidad