EFE

Alimentar a los tiburones como parte de las atracciones turísticas puede tener un impacto en la salud de los escualos dado que los motiva a gastar valiosa energía cuando deberían estar descansando, según un estudio publicado.