AFP

Luis Manuel Gonzales llora y balbucea como cualquier otro bebé pero a sus diez meses el pequeño pesa 28 kilos, un extremo sobrepeso, lo que tiene angustiados a sus padres sin saber cuál es la razón de su condición.