Gel alcoholado

AFP

El número de niños intoxicados en España por la ingesta accidental de gel alcoholado se disparó durante la pandemia, alertó este miércoles el gobierno, que urgió a los padres a mantener este producto fuera de su alcance.

En lo que va de año se han reportado 874 intoxicaciones por este omnipresente producto, en comparación con los apenas 90 casos que hubo en todo el año 2019, indicó en un comunicado el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, dependiente del ministerio de Justicia.

Publicidad

Un buen número de casos, 368, se dieron en niños de menos de 2 años. La gran mayoría tragaron el producto, aunque otros se intoxicaron por contacto del gel con los ojos, y algunos por inhalación.

Pese al elevado número de intoxicaciones no hubo ningún niño fallecido. Más del 80% se recuperaron "en poco tiempo", según el comunicado.

Los síntomas más comunes, señaló el Instituto, fueron irritación del aparato digestivo, vómitos, diarrea, tos, enrojecimiento ocular, lagrimeo o visión borrosa.

En un mensaje de video en Twitter, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, dijo que las cifras son "alarmantes", e instó a las familias a "mantener los geles hidralcohólicos fuera del alcance de los niños e insistir en que su uso en las desinfecciones de las manos siempre debe estar supervisado por un adulto".

Al igual que en muchos otros países europeos, el uso de gel hidroalcohólico para desinfectarse las manos se ha disparado en España como medida preventiva contra el covid-19.

España es uno de los países más afectados en Europa por la pandemia del nuevo coronavirus, con cerca de 910,000 casos confirmados y más de 33,000 muertos.

Publicidad