Tecnología Tecnología -  11 de octubre 2012 - 16:06hs

Apagones en comunicación son por fallos de hardware o software

Bruselas (EFE). La mayoría de los apagones de los servicios y redes de comunicación electrónica que se dieron en 2011 en la Unión Europea (UE) fueron causados por fallos en el hardware o el software de los dispositivos.

Así lo indica un estudio publicado hoy por la Agencia Europea de Seguridad de las Redes de la Información (ENISA).

El "informe anual de incidentes 2011" analiza los 51 percances que supusieron una caída de los servicios y redes de comunicación electrónica ese año en 11 Estados miembros, mientras que 9 sufrieron contratiempos de menor importancia.

Otros 9 países (de los 29 participantes en el estudio, que comprende a los Veintisiete y otros dos países candidatos) no registraron ningún contratiempo, aunque esto "probablemente se debe a que estos países aún no habían implementado los sistemas de registro comunitarios a finales de año", según la ENISA.

La mayor parte de los incidentes (cerca del 60 %) afectaron a la telefonía móvil y al internet para móviles, percances que sufrieron la mayoría de los usuarios de estos servicios (en torno a 300.000).

La mayoría de los apagones fueron causados por problemas de hardware o software (47 %) y fallos de terceras partes (33 %), según el estudio.

Los fenómenos naturales y los errores humanos causaron el 12 % de los apagones cada uno, y en último lugar figuran los ataques maliciosos, con un 6 %.

Los fallos en el hardware y el software fueron más frecuentes en la comunicación móvil que en la telefonía y el uso de internet fijos.

La ENISA considera que esto podría deberse a una mayor complejidad de los dispositivos, a una menor redundancia o al hecho de que las redes modernas utilizan un hardware y un software que está menos desarrollado y es, por tanto, menos fiable.

Aquellos incidentes causados por fenómenos naturales -como tormentas, fuertes nevadas o inundaciones- duraron 45 horas de media, al causar un gran impacto en el suministro eléctrico de los proveedores de servicios.

El estudio apunta a que, precisamente, existe una gran dependencia del suministro eléctrico tanto en los servicios de comunicación fija como móvil, de modo que los apagones de larga duración afecta al uso de los dispositivos, cuyas baterías duran unas horas.

El director ejecutivo de la ENISA, Udo Helmbrecht, instó a la UE a realizar esfuerzos para mejorar la comprensión del impacto que tienen los incidentes de la seguridad cibernética, en un comunicado enviado por la Agencia.

Helmbrecht señaló que los datos recopilados por la Agencia de los países "todavía ocupa sólo un pequeño subconjunto de los incidentes de seguridad cibernética. Este tipo de información debe extenderse a un mayor número de incidentes y más sectores".