El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, llegó hoy al Mobile World Congress (MWC) con el ferviente deseo de convencer a la industria de que, unida, puede hacer de internet un servicio asequible y capaz de conectar a todo el mundo.