María Muñoz

Derroche de emociones, fue lo que se vivió en el tercer show de Yo Me Llamo, donde desafortunadamente quien abandona el escenario de los sueños es Beyoncé, que por problemas de desafinación le costó el puesto en la competencia.